Sello del Ruah

Es verdad que yo los sumerjo en agua para que ustedes se vuelvan del pecado

(t´shuvá) a הוה’, pero el que viene detras de mí que es mas poderoso que yo- yo no soy digno siquiera de llevar sus sandalias-El los sumergirá en el fuego del Ruah haKodesh.

Su bieldo (horquilla) está en su mano y limpiará con esmero su era, recogerá su trigo en el granero y quemará la paja con fuego inextinguible. (Mattiiahu 3:11-12)

Este texto lo debemos de entender a la luz del contexto que encontramos en el sefer de Zejaryah 13:8-9:

En su tiempo por toda la tierra dice הוה’

dos tercios en toda ella serán cortados y morirán

pero un tercio permanecerá.

Y meteré la tercera parte en el fuego

los refinaré como se refina la plata y los probaré como se prueba el oro

Ellos me llamarán por mi Nombre,

y yo les responderé y diré: Este es mi pueblo

y ellos dirán

הוה’ es mi Elohim (Zejaryah 13:8-9)

Para mi es abrumador pensar que dos tercios de todos los habitantes de la tierra, hoy aproximadamente unos 7,000.000, morirán durante el día de la Angustia de iaacov, y que un tercio de estos permancerán, entiendo que son los que tienen al Ruah haKodesh, pero al principio solo como “sello”, miremos Efesios:

Además, ustedes que oyeron el mensaje de Emet (verdad), la besorah que ofrece salvación y ponen su emuná en Mashiaj, fueron sellados por El con la promesa del Ruah haKodesh, quien garantiza nuestra herencia,

hasta que tengamos posesión de ella,

y asi darle la alabanza que corresponda con su Kabod (Efesios 1:13-14)

“Todos” los creyentes en Yeshua como Mashiaj recibimos al Ruah haKodesh pero solo como “sello” al inicio, luego viene un tiempo en nuestra vida, en que debemos ser “sumergidos en el Ruah como fuego” y esto para que nos purifique como al oro o la plata, porque “solo” los que se dejen purificar podrán “clamar” su verdadero Shem (Nombre), es decir, de este tercio que quede vivo en los días tribulacionales que vienen, solo un “remanente” podrá tener la revelación del verdadero Nombre del Eterno y clamar a El por su salvación, pero para eso es necesario pasar por un periodo muy doloroso a nivel personal e individual: “el sumergimiento en el fuego del Ruah haKodesh”.

El fuego del Ruah haKodesh purifica o quema en un fuego inextinguible!!!

No basta con decir que ya se tiene al Ruah haKodesh y sentirse feliz!!!

NOOOOO!!!

Será necesario pasar por esa tevilah en el Ruah haKodesh y solo despues si salimos de esa muy dura prueba, podremos conocer a cabalidad el verdadero nombre del Eterno, que por cierto no es ni Yahweh, ni Yahuwua, ni Yahue, ni Yawve, ni Jehová etc…..

César Garavito (Guatemala)

Ministerio Virtual Internacional

“La Unidad de las dos Varas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s