Una sola carne

Devarim 25:11 “Si hombres están peleando uno con el otro, y la esposa de uno viene para ayudar a su esposo a huir del hombre que lo está atacando y agarra con sus manos las partes privadas del atacante,
Devarim 25:12 cortarás la mano de ella; no muestres piedad.

**Esta es una mitzvá de הוה’ para su pueblo, muy dificil de entender para nuestro tiempo, a no ser que recurramos al Ruah haKodesh para que nos revele toda emet de Torah pues esa es una de sus funciones.

Evidentemente esto no ocurriría hoy, y es mas, el judaismo tiene una explicación para esto, según Rashi, es “alegorico” pues de lo que se trata es que la mujer que tal haga, debe dar una remuneración económica a quien lastiman en sus partes intimas, y esto a manera de verguenza para ella.

**Por el Ruah haKodesh uno puede ver mas a fondo el objeto de enseñanza de esta mitzvá.
“Las partes privadas del hombre” digase sus Testiculos, son “La fuente de vida”, es decir, biologicamente ellos forman los espermatozoides, que uniendose al ovulo femenino dan lugar a una nueva vida, es mediante los espermatozoides que vienen las almas del shamaim a la tierra, por eso es abominable al Eterno derramar semen en tierra, o depositarlo en una “vasija” que no sea la que el Eterno le ha dado por medio de su esposa.

Los esposos son “una sola carne” y sus cuerpos no le pertenecen a si mismos sino a su conyugue, un area “pudenda” o sea intima de otra persona no es permitido por el Eterno que se “profane” por otra persona, pues es un órgano reservado para lo Santo. Allá aquel varón que de mal uso de el, pues le será llamado a juicio.
Es mas la palabra en hebreo que se traduce “partes intimas” es מבש = mabush cuyo valor numérico es 432 = 4 + 3 + 2 = 9
Y el número 9 es número de Juicio.

Por eso es que en la mitzvá que analizamos hoy, a la mujer que “profana” la parte intima del varón quien no es su propia carne, le trae un “juicio”, literalmente habia que cortarle la mano sin piedad, pero hoy esta mitzvá explicada por el Ruah haKodesh nos da a comprender.

“Le cortarás la mano”….esto en hebreo es קצץ = casats, y una de sus definiciones es ” el que se rapa”….Y el raparse es signo de “Humillación”, por eso los nazis rapaban a las mujeres judias como signo de humillación.
Entendido para el texto que analizamos; la mujer que hiciera tal cosa será por el Eterno, “Humillada sin tenerle Misericordia”, hasta en tanto ella no haga teshuvá y suplique el perdón del Eterno, porque hoy cualquier pecado puede ser perdonado y borrado, por medio de la dahm, la sangre del Cordero Yeshua, la cual derramó en el madero para nuestra libertad…..

Ninguna mujer puede tocar los órganos íntimos de un hombre con fines de agresión o de intimidad a no ser que sea su esposo pues son una sola carne, de lo contrario sería la misma trangresión de torah!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s