“Maldiciones Parte 2”

MALDICIONES 2:maldiciones 2

Shalom a todos, esta semana continuo con el tema de las maldiciones vistas según la bendita Torah, la semana anterior hablamos sobre dos de ellas: Aor y Calal, hoy verémos con la ayuda del Eterno las restantes.

Empecemos viendo esta otra:

Isa 24:5 También la tierra es profanada por sus habitantes, porque transgredieron la torah, violaron los estatutos, y tuvieron en nada el Brit Olam (Pacto Eterno)
Isa 24:6 Por eso, una maldición devora la tierra, y son tenidos por culpables los que habitan en ella. Por eso, son consumidos los habitantes de la tierra, y pocos hombres quedan en ella.

Aca, el navi nos habla de una maldición que cae sobre toda la tierra, como consecuencia que los habitantes de ella, se olvidaron de la Torah, la transgredieron, es decir, dejaron de cumplirla, fue nada para ellos el Pacto Eterno que Abba Kadosh hizo un día en el Monte Sinai con todo su pueblo, un Pacto Eterno.

Como consecuencia vino sobre la tierra, caos y destrucción.

Hay un secreto que se revela solamente por el estudio profundo de la bendita torah y de sus otiot:

“Cada pueblo está regido por un llamado Principe (zar) celeste, y el mundo solo existe por los principes celestes que rigen los pueblos”.

Miremos este texto solo como ejemplo aunque nuestro tema de hoy no alcanza para estudiar los Zarim o principes de los espacios celestes:

Dan 10:12 Entonces me dijo: No temas, Daniel, porque desde el primer día en que te propusiste en tu corazón entender y humillarte delante de tu Elohim, fueron oídas tus palabras, y a causa de tus palabras he venido.
Dan 10:13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso por veintiún días, pero he aquí, Mijael, uno de los primeros príncipes, vino en mi ayuda, ya que yo había sido dejado allí con los reyes de Persia.
Dan 10:14 Y he venido para darte a conocer lo que sucederá a tu pueblo al final de los días, porque la visión es para días aún lejanos.

Veamos que Daniel habia hecho tefilot a causa de las revelaciones que estaba teniendo al estudiar el rollo de Jeremias, y sus tefilot pidiendo dirección las elevó a los shamaim, fueron oidas inmediatamente y respondidas por el Eterno, pero…..en el retorno, esa respuesta del Eterno fueron detenidas por el llamado “Zar” o Principe de Persia, hasta que tuvo que llegar en ayuda de las oraciones de Daniel, un Zar Mayor o principal llamado Mijael (Miguel), Daniel estaba literalmente en el territorio de Persia, y quien gobernaba sobre ese territorio era el Zar de Persia…

Sobre cada nación hay un Zar, estos en su mayoria se han revelado contra Kadosh Baruj hu, y producto de esto, la tierra ha entrado en caos…

Pero quienes permitieron que estos principes se revelaran somos los hombres sobre la tierra, quienes transgrediendo y olvidandonos de Torah, hicimos que sucediera esto en los shamaim al punto caotico en el que hoy se encuentra todo el mundo, guerras, violencia, insujeción, etc.

Como vencer el poder que estos zarim provocan sobre nosotros es de tratar a fondo en otro tema, pero la base principal es volvernos en teshuvá a la obediencia de Torah vivificada por el Ruah haKodesh.

Esta maldición que cae sobre las naciones y sus habitantes se llama:

H423
אָלָה
alá
de H422; imprecación: execración, imprecación, juramento, jurar, maldición, poseer, protestar, testificar.

Imprecar:

Expresar vivamente y a toda voz el deseo de que alguien sufra un daño o un mal.

Dan 9:11 Ciertamente todo Israel ha transgredido tu torah y se ha apartado, sin querer obedecer tu voz; por eso ha sido derramada sobre nosotros la maldición y el juramento que está escrito en la torah de Moshé, siervo de Elohim, porque hemos pecado contra El.

Aca de nuevo la maldición es “Alah”…

Si nos damos cuenta la maldición “alah” es activada por “desobediencia” de torah, y se habla de toda la tierra, pues sabemos que tanto Juda como Israel están diseminados, exiliados en las naciones, pero el Eterno espera que allí en las naciones en donde nos encontramos, busquemos de torah, caminemos en ella, para que se nos sea quitada esta maldición.

A nivel individual, esta maldición trae caos y desorden en la vida de la persona..

No encuentra orden en lo que hace, quiere tener orden en sus finanzas y no lo logra, siempre hay saldo negativo…

En su vida personal hay desorden, tanto mental como literal, notandolo aun en como vive: buscando el orden y la limpieza, o viviendo encima del desorden y la suciedad!!

Pierde el orden en el estudio de Torah, talves empezó bien, pero de repente las presiones de la vida, las distracciones externas hacen que se aparte de Torah, de su estudio, de su meditación, de la busqueda del rostro del Eterno, y entonces se abren puertas para que uno de los principes atraigan permitido por Abba la maldición “Alah” que trae caos, confusión, gritos, contiendas, divisiones en la vida de la persona.

Hay una religión muy grande en la tierra, que refleja literalmente lo que representa esta maldición, pues invocando el nombre de la maldición traen caos, destrucción y muerte, principalmente sobre el pueblo del Eterno, y sobre todo aquel que busque a un “Dios” distinto al que ellos buscan.

Estudiaremos ahora un poco de la siguiente maldición que nos muestra Torah, esta la leemos en la siguiente cita:

Y ahora para ustedes oh kojanim es esta mitzvá (mandamiento):
Si no obedecen y no deciden de corazón dar Kabod (Gloria) a mi Nombre dice ‘הוה Elohim tzevaot
enviaré maldiciones sobre ustedes.
Y maldeciré sus bendiciones, si, las maldeciré, porque no se han decidido de corazón. (Malaji/Malaquias 2:1-2)

Aca la palabra “maldiciones” es en hebreo:

H3994
מְאֵרָה
merá
de H779; execración: maldición.
מְאירָה meorá. Véase H3974.

de la raiz:

H779
אָרַר
arar
raíz primaria; abominar: maldecir severamente, maldición, maldito.

 

La maldición se conoce como “arar” pero su significado es:

Execración!!

Condena o criticas muy severas
perdida del carácter sagrado.

Esta maldición se caracteriza porque vuelve a la persona antipatica, indeseable, rechazada, ninguno quiere estar con esta persona, porque siempre está insatisfecha, criticona, fastidiosa, humilladora, pero a la vez cree que nadie la quiere, que todos la rechazan.

Esta dualidad de pensamientos se traduce en enfermedades mentales, personas maniaco-depresivas, obsesivo-compulsivas, deprimidas, etc, generalmente pueden estar bajo influencia de este tipo de maldiciones, dice torah:

Deu 28:28 ‘הוה te golpeará con locura, ceguera y total confusión mental.

Enfermedades psicóticas, ceguera espiritual, o sea incapacidad para ver el emet de torah, aunque se ande en alguna religión, y confusión mental, dualidad de pensamientos, dobles de ánimo, etc son consecuencias de maldiciones sobre la vida de la persona.

Se caracteriza como su significado: Es una persona extremadamente condenatoria, todo lo condena, nada le parece, y critica con severidad!!

Cuál es la razón??

Tiene un llamado sacerdotal, pero NO lo ejerce, talvez ni siquiera sabe que es pueblo del Eterno, pero que está en cautividad, en prisiones de su alma, por lo que que cuando intenta aunque sea religiosamente “adorar” a Elohim no puede…

Sal 142:7 Saca mi alma de la prisión, para que yo dé gracias a tu nombre; los justos me rodearán, porque tú me colmarás de bendiciones.

Cuando un alma ( nefesh) está cautiva, está prisionera por maldiciones por ejemplo, NO puede adorar, la palabra en hebreo es “Yada” que significa: Levantar las manos para adorar!!!

No puede adorar, no puede dar Todah ravah al Nombre del Eterno por las ataduras que “arar” tiene sobre el o ella.

Esta maldición en resumen, tiene que ver con personas, hombres o mujeres que tienen un llamado del Eterno a una función especifica para la kabod del Eterno y no la están cumpliendo, sea porque empezaron bien y se apartaron o porque nunca han conocido de Torah y sus mitzvot, y llegado el momento del Eterno en sus vidas, llega a ellos el conocimiento de la bendita torah pero la rechazan generalmente porque sus mentes estan tomados por conceptos religiosos, y ven a la davar de Torah como judaismo, por lo que rapidamente se apartan…

Al final siempre iremos viendo que la clave de la liberación de maldiciones No es a la manera como lo practican las religiones, de orar por las personas, meter de gritos, echar fuera cualquier espíritu….NO, la clave de la liberación es “La obediencia a los mitzvot, a los mandamientos de Abba Kadosh Elohim”!!!

Termino aca por tiempo, no quiero saturar mucho el tema, me quedan pendientes las dos ultimas maldiciones: Jerem y Nacab pero estas las veremos con la ayuda del Eterno la semana siguiente.

 

Shabat Shalom a todos!!!

 

Elishua ben Yisrael (César Garavito)
Guatemala
Ministerio Virtual Internacional
“La Unidad de las dos Varas”.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s