“Las malas conversaciones”

No yerren, las malas conversaciones corrompen las buenas conciencias. Despierten sus corazones a la tzedakah y no transgredan, pues algunos de ustedes no tienen conocimiento de Elohim. Para vergüenza de ustedes lo digo. (1cor 16:33-34)

** Dura palabra le da Rav Shaul a la Kehila que estaba en Corinto, pero que también es una palabra que trasciende tiempos y épocas y nos alcanza aún a nosotros hoy!

El tipo de conversación que mantenemos determina el estado de nuestra conciencia, buena o mala, limpia o corrupta. El estado de nuestra conciencia determinará si nuestro corazón está dormido o despierto en cuanto a las obras de justicia o injusticia que hagamos. Muchos de nosotros nos llamamos a sí mismos “creyentes” sin embargo somos constantemente “injustos” con nosotros mismos y con nuestro prójimo, viendo muchas veces primero el derecho de nuestra nariz, aunque para eso pasemos hiriendo otros corazones. Nuestras conversaciones son muchas veces llenas de “críticas, juicios, murmuraciones”, no pareciéndonos bien nada de lo que otro haga, encontrando más de algún “pero” a lo que otro esforzadamente hace. Eso hermanos y amigos, corrompe nuestra conciencia y sin saberlo ni darnos cuenta nos lleva a una vida “religiosa, dogmática y ritualista”… sin ningún sentido y sin ningún fruto de tzedakah!

Quiera Aba que antes que ver la paja en el ojo ajeno, veamos la viga en el propio!!

Que la Shalom y el Rajem abunden en sus corazones !!

Boker Tov lekulam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s