“ votos y juramentos”

Y habló Moshe a los jefes de las tribus de los hijos de Israel y les dijo: esto es lo que יהוה ha ordenado.

Cuando algún hombre haga a יהוה voto o juramento y se comprometa en alguna obligación, no faltará a su palabra, hará conforme a lo que salió de su boca.

Y cuando una mujer haga voto a יהוה y contraiga una obligación en su juventud estando en la casa de su padre, y su padre se entera de sus votos y obligaciones por los cuales se comprometió y no se opone, entonces todos los votos de ella serán válidos.

Pero si el voto y la obligación de la hija al saberlo su padre, el los hace nulos, entonces quedarán sin validez alguna, יהוה absuelve a esa hija porque el padre inválido los compromisos contraídos por ella.

Si está hija es dada en matrimonio sin haber sido invalidados sus votos o si con sus labios adquirió alguna obligación, y su marido lo llega a saber y no hace ningún caso, entonces los votos y compromisos de ella serán válidos.

Pero si el esposo, al enterarse del voto lo declara nulo, serán invalidados tanto los votos que hizo ella como los que sus labios declararon, también las dádivas que había prometido, por las cuales estaba atada a obligación, serán tenidas por nulas y יהוה las perdonara. ( Bamidbar/ Números perek 30:1-8)

** Para que nuestras tefilot no sean estorbadas, y sean respondidas por nuestro Aba Kadosh Baruj hu יהוה debemos tener cuidado de cumplir todo aquello que con nuestros labios ofrecimos hacer. Vemos en estos textos de la bendita Torah el enorme peso que tanto el padre, como el esposo tienen sobre votos o juramentos que la hija o la esposa hagan, de validarlos o invalidarlos, y esto es así porque nuestro Aba dejó a el padre o al esposo como una “cobertura” de protección sobre la hija o sobre la esposa. Desafortunadamente en nuestra época moderna y con los “vientos de liberación femenina” esto se ha perdido en muchos casos, salvo excepciones donde o la hija o la esposa son mujeres que se someten en amor o a su padre o a su esposo, a las cuales todo les va bien en sus vidas, porque Aba honra esa sujeción, salvo esas excepciónes, las mujeres hoy en muchos casos hacen cómo creen conveniente, y no toman en cuenta ni la opinión de su padre o la de su esposo, trayendo con esa actitud, en ocasiones dolorosos resultados, con los cuales deben aprender a vivir el resto de sus vidas.

La davar de Torah y sus mitzvot son eternos. El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán!!

Boker Tov a todos !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s